Podía recordar sus palabras como si las hubiera mencionado a..." /> Agonía sin ti… – El Perla Negra

Síguenos en Facebook:


Historias

Publicado en noviembre 8th, 2015 | by Adriana Barrón

1

Agonía sin ti…


Podía recordar sus palabras como si las hubiera mencionado ayer, recordaba esas promesas donde juraba vernos por el resto de nuestras vidas sin importar las circunstancias y que el amor duraría por siempre; hoy ya ni es parte de mi vida ni yo de la suya, es curioso como las personas que piensas que serán parte de tu vida por siempre son las primeras en marcharse y las que menos crees que llegues a seguir en contacto son  las que más tiempo deciden quedarse.

Yo lo extrañaba cada día más que el anterior visualizaba su nombre y su silueta en todos lados, en los protagonistas de películas, lo escuchaba a lo lejos en la calle y hasta juraría que las  letras de las  canciones hablaban sobre él, su recuerdo me atormentaba no sólo de día, sino también de noche colándose de puntitas en mis sueños y era ahí donde podía verlo, sentirlo nuevamente, era ahí donde podía besarlo y escuchar el tono de su voz una y otra vez.

mood-girl-bokeh-photography-sad-alone

Aunque al despertar la melancolía se adueñara de mi frágil y testaruda osamenta que se había quedado una vez más sin vida, con el corazón roto en las manos preguntándose en qué momento él dejó escapar el amor que alguna vez  juro que sentía por mí. Odiaba sentirme así, tan frágil tan desprotegida, tan renuente, pensando que él podía regresar en  algún momento, arrepentido de haberse ido, pero en el fondo sabía que eso no era así, que la realidad era tan diferente, debía afrontarla y aceptarla como tal; esa realidad donde él jamás decidirá regresar, esa donde quizás ya hasta tiene un nuevo amor y mientras tanto yo aquí agonizando por este sentir, que atormenta día y noche, que arrebata las ganas de vivir, las ganas de querer volver a sentir.

No comprendo cómo existen esas personas que  un día te pueden bajar la luna y las estrellas, que te pueden abrazar y besar de tal forma, como si realmente sintieran verdadero amor; y así de la nada simplemente decidan, puedan sacarte de sus vidas y seguir como si nada hubiera pasado, tan normal sin dolor ni angustia alguna, tan sólo desecharte como una simple pieza u objeto.

alone-girl-hair-indie-Favim.com-1721487

Mientras nosotros nos quedamos aquí con la cabeza hecha un lío, con mil preguntas sin respuestas, recolectando los pedazos de nuestro corazón, buscando la forma de reconstruirlo tratando de seguir con nuestras vidas. Pero ¿cómo hacerlo si sabemos que aún existe ese latir en nuestro interior? que nosotros no hemos encontrado ese botón donde todo mágicamente se apaga y por lo tanto, no logramos olvidar todos y cada uno de esos momentos.

Quería creer que él sentía lo mismo que yo, quería creer que le dolía tanto como a mí, pero que le ganaba el orgullo, que le carcomía la idea de imaginarme con alguien más, que quería correr a buscarme pero era más grande su temor a que fuera demasiado tarde que prefería callar y ocultar su dolor. Pero esa era la mentira que yo fabricaba en mi mente, quizá para no sentir tan dura está agonía, quizá era mi consuelo y mi forma de reconfortar mi desgarrada alma, que una vez más se había quedado con amor y nadie que la amara.

Al final sé que vendrán días mejores, que después de toda tormenta siempre sale el sol y que todo sólo es cuestión de tiempo.




Publicado por

Adriana Barrón

Una chica tratando de sumergir entre las sombras de esta sociedad hipócrita. Amante de las Películas, la Música, el Fútbol Europeo y la Fotografía. Coleccionista de buenos amantes e historias que valgan la pena contarse



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir ↑
  • Síguenos en Facebook

  • Publicidad