Si en algún momento sientes la mirada perdida, sientes un hueco irre..." /> Algunas veces nos toca ser la herida y en otras seremos el arma que la cause – El Perla Negra

Síguenos en Facebook:


Vida

Publicado en julio 17th, 2015 | by Judith Amarista

0

Algunas veces nos toca ser la herida y en otras seremos el arma que la cause

Si en algún momento sientes la mirada perdida, sientes un hueco irremediable que hace que te cueste respirar; sientes que la luz del día se convierte en tu enemiga haciendo que quieras volver a la sombría oscuridad que envuelve tus días…

Cuentas Netflix

Si llegas a sentir un suspiro tan hondo que no tiene ni principio ni fin. Detente un momento a pensar si realmente esto que vas a experimentar vale la pena como para seguir adelante. Si tanta melancolía tiene cabida en tu vida, si dejarás que todo ese sentimiento te envuelva de pies a cabeza, dejando sólo un orificio para respirar en caso de ser necesario.

Tanta tristeza no debería estar en tu cuerpo, es más, no debería ni siquiera estar un poco en tu pensamiento, esa tristeza te irá carcomiendo lentamente el alma, hasta dejarte sólo un recuerdo de lo que fue.

No hay nada en el mundo que merezca tanta melancolía, mucho menos si hablamos de una persona; esas van y vienen, pero tú corazón se queda fracturado, cuarteado, esperando que alguien más llegue y lo cure sin saber que hay heridas que nunca tendrán cura.

Todos alguna vez hemos pasado por algo similar, pero todo queda en la forma en que sepamos volver armar el rompecabezas, en la forma en que reparemos las estrellas rotas de los demás o dejemos que reparen las nuestras.

Sólo recuerda a veces nos toca ser la herida y otras tantas seremos el arma que la cause.

 

Cuentas Netflix


Publicado por



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir ↑