Día del padre… – El Perla Negra

Síguenos en Facebook:


Historias

Publicado en agosto 9th, 2015 | by Ricardo Goga

0

Día del padre…

Se acerca el día del padre y pasa por mi mente lo corta que es la vida…
Pasamos los días pensando en cosas del trabajo, en la novia, en proyectos a futuro o corto plazo.
Pero llega el día del padre y andamos preocupados por qué obsequio darle a nuestro padre…

Cuentas Netflix

El día que mi padre muera, seguro le lloraré, me hará tanta falta escucharle, hablar con él, contarle de mis cosas, de mis buenas ideas, de mis grandes frustraciones.
Cuando muera mi padre, seguro lo iré a ver a su pedazo de tierra que con trabajos le compraré, le llevaré flores que se marchitarán, flores que no podrá tocar, oler, sentir…
Cuando mi padre muera, hablaré maravillas de él, miraré su herramienta de trabajo y por dentro estaré llorando porque lo extrañare tanto…
En mi caso, tengo a mi padre vivo, ese mi amigo, mi héroe de niño, ése que me regañaba porque llegaba tarde a casa porque me la pasaba en casa de mi novia, ése que cuando me miraba ir a la universidad se sentía tan orgulloso de mí, ése que en sus tiempos libres jugaba pelota conmigo…
Ése del cual tengo una semana sin hablar con él porque estoy pensando en cosas de mi trabajo, ése al que no puedo ir a ver porque llego cansado y ni siquiera puedo hacerle una llamada porque de seguro me aburriré con las mismas cosas de siempre, esas cosas que suelen preguntar los padres y que respondemos automáticamente… Esas cosas como: ¿qué tal te ha ido hijo?, ¿te sientes bien?, te quiero, te amo…
Pero se acerca el día del padre y estoy pensando qué regalarle, si el mejor regalo que le podemos dar a nuestros padres, es una llamada al día y decirles que los queremos; porque nuestros padres no quieren nada más, sólo que seamos felices, que tengamos éxito en cualquier cosa que decidamos ser.
Recuerdo que mi padre me dijo un día: No importa lo que llegues a ser en tu vida, sólo sé el mejor siempre… Si eres un barrendero, se el mejor barrendero del mundo, el mejor padre, el mejor amigo… Y eso siempre he tratado de hacerlo siempre. Hoy meditando quiero que sepa que lo amo y si alguien que me conoce y lo conoce a él y está leyendo esto que escribo, por favor, díganle que lo amo, no tengo saldo, y no me siento bien… Díganle que lo amo y que es el mejor padre del mundo, no importa que nunca nos haya llevado al circo, o que siempre se la pasara trabajando para podernos dar de comer
Díganle que lo quieren también, porque él es una buena persona, con defectos como todo ser humano, pero sin duda el mejor padre del mundo, de mi mundo… Mi mejor amigo, mi héroe, mi motor.
Digamos siempre a nuestros padres que los amamos, que los necesitamos, digamosles esas cosas ahora que están vivos, llenenlos de besos, que se empapen de nosotros, lloren con ellos, rían con ellos, sorprendanlos en sus trabajos llegando a verlos sin avisarles, déjenles una carta diciendo lo que sentimos por ellos, que los admiramos, un mensaje de texto quizá en el celular, una salida a cenar sin que lo esperen, regalemosles un libro que sepamos que les gusta y no han podido comprar, un celular nuevo aunque no sepan usar la nueva tecnología; enseñemosles así como ellos nos enseñaron cuando eramos niños; amemos a nuestros padres y también a las madres que son padres también, ¡mi suegra por ejemplo!
No esperemos que llegue la indeseada de la gente y se lleve eso que nos dolerá perder.
Te amo papa y aunque no tengas Facebook, sé que alguien te dirá esto que escribí…
Te amo papa, pronto si Dios quiere, te voy a ver y llenar de besos y si ya no puedo, sé que no me faltó nada por hacer, ni decir… Y si te vas antes de tiempo; no lloraré quizá; porque cada recuerdo que tengo tuyo ha sido muy bueno.

Te amo papá.

Dedicado a mi mejor amigo Ricardo Antonio Gómez Vite.

Publicado por



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir ↑