Hoy en día el sentimiento de amor en las relaciones es igual al que..." /> El amor en estos tiempos – El Perla Negra

Síguenos en Facebook:


Sociedad

Publicado en abril 23rd, 2015 | by Ariadna Rodriguez

1

El amor en estos tiempos

Hoy en día el sentimiento de amor en las relaciones es igual al que se profesaban las parejas hace siglos atrás incluso años, no obstante, las prácticas y los canales de seducción han variado notablemente.

Está registrado que en épocas de la cavernas los hombres sometía a las mujeres mediante golpes y eran arrastradas hacia las cuevas para los placeres carnales (lamentablemente existen muchos cavernícolas hoy en día). Las prácticas fueron cambiando a medida que las sociedades evolucionaron y mi abuela me contaba que a mi tatarabuela “se la robaron”. Sí… un día apareció “el hombre” a caballo, con sus espuelas, el rifle al hombro y le dijo: “Te subes o te subo”.  Ella, nada tonta ante semejante “insinuación”  agarró una funda de almohada metió tres o cuatro prendas y se encaramó en el jinete y nueve meses después nació mi abuelita y al poco tiempo sus restantes ocho hermanos.

Para que quede constancia, “la tátara” se enamoró perdidamente de su ladrón, desconozco si por resignación, pasión o porque fue él quien se atrevió a quitar la famosa sábana con el huequito y le hizo ver las estrellas, vaya usted a saber.

caballo

A mi abuela le tocó un romance más civilizado, mi abuelo le mandaba cartas perfumadas con pétalos secos de rosas en sobres engomados con toques de lavanda, le escribía  poemas de Bécquer o de su inspiración. Luego iba a visitarla después de comida y  siempre con chaperona presente se hablaban por largas horas, con las miradas se desnudaban, y se rozaban de vez en cuando los dedos y en cuanto la custodia de ocasión se despistaba se metían unos besos de campeonato. Se casaron tres años después de aquella letanía y así nació mi madre.

caballo4

A mis padres les tocó algo diferente. Mi papá invitaba a mami al cine, a comer, a conciertos de rock and roll, donde todo, absolutamente todo era amor y paz (con las respectivas consecuencias de lo que implicaba por los 70´s ésta frase), salían sin supervisión familiar, se hablaban por teléfono fijo y “casualmente” siempre se encontraban, eran libres como el viento, bueno, libres hasta que nací yo.

caballo2

¿Cómo son los cortejos ahora? Empecemos haciendo la aclaración que no tengo pareja (de 10 amigas, 7 están en la misma situación) lo que “espero” demuestre que no soy un bicho raro. Después de la nota aclaratoria podemos comentar que hoy en día las redes y aplicaciones de celulares han ido suplantando las relaciones interpersonales. La fiebre del Whatsaap, Facebook, Instagram, Tínder, Line o Viber se ha viralizado como la Chikungunya y ahora nos “conocemos” por medio de las redes y celulares. A diferencia de ésta enfermedad  (Chikungunya) que no tiene tratamiento curativo, no todo está perdido en términos en cuánto a cortejo se refiere, si bien es cierto que el Internet ha permitido, entre otras cosas, acercar a las personas de alguna manera, no podrá sustituir jamás al contacto físico, a las miradas frente a frente, a oler un ramo de flores o caminar de la mano en una playa al atardecer.

actual1

Y para no sonar fatalista, digamos que existen muchas maneras de “llegar”  y que todavía quedan los hombres/mujeres que escriben notas, que regalan flores, que se toman de la mano y que de frente -y conteniendo el aliento y con los nervios de punta- TE PIDEN DE FRENTE TENER UNA RELACIÓN.


Publicado por

Ariadna Rodriguez



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir ↑
  • Síguenos en Facebook

  • Publicidad