De donde yo vengo un te amo sólo se dice c..." /> El extraño mundo de los “te amo” reciclados – El Perla Negra

Síguenos en Facebook:


Historias

Publicado en junio 4th, 2015 | by Ivette Varela

4

El extraño mundo de los “te amo” reciclados

Compartir...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Email this to someone

De donde yo vengo un te amo sólo se dice cuando se siente con el alma, un te amo se dice pues es la única forma en que el alma se comunica y no es posible hacer al alma callar; se dice cuando decirlo te hace vibrar, es una forma de conexión, un te amo no se puede reprimir, es imposible detener algo tan puro, tan fuerte, tan inexplicable, un te amo no se ve, no se toca, un te amo se siente con el corazón, retumba en cada parte del ser, un te amo eriza la piel. De donde yo vengo los te amo no abundan, sólo se dicen cuando son sinceros. De donde yo vengo los te amo forman fuertes enlaces, enlaces que rara vez se rompen.

Por eso me siento tan desubicada, aquí es diferente, escucho “te amo” todo el tiempo, mi primera impresión fue que la gente de este lugar era muy amorosa, que eran personas de verdad muy conectadas entre sí, pensé que era el mejor lugar para vivir. Pero no. Comprobé que aquí un te amo, no tiene el mismo trasfondo, que de dónde vengo. Aquí un te amo no hace vibrar, no eriza, aquí el corazón no siente y el alma no habla. Aquí la gente es fría, y deshonesta, aquí nadie tiene relaciones reales, aquí los enlaces son débiles y con frecuencia se rompen.

En este extraño lugar, los te amo son reciclados, aquí las cosas funcionan así; tú me dices te amo, yo lo tomo y se lo digo a alguien más, o tú lo tomas de nuevo y lo utilizas en otra ocasión, nadie se queda con los te amo que reciben. Pues un te amo no se crea fácilmente, y como la gente no es capaz de crearlos, pues no son capases de sentir, reutilizan los que alguna vez fueron te amos sinceros. Aquí los te amo se utilizan para conseguir cosas, se dicen en cualquier momento, en este lugar un te amo perdió su significado y su valor, ha sido derrochado sin medida, tanto, que dejo de ser novedad, ahora carece de sentido, ahora no significa nada. Ahora no son más que palabras, palabras vacías, dichas por la laringe, no por el alma.

De donde yo vengo los te amo son muy apreciados, un te amo es exclusivo, el imposible reutilizarlo, viene de lo más profundo, la simple idea de desperdiciarlo es escalofriante, un te amo tarda tiempo en formarse y se forma sólo para un destinatario, no es adaptable a las necesidades, no es por conveniencia. De donde yo vengo recibir un te amo te hiela el cuerpo, si recibes un te amo, este se guarda, como recuerdo, como algo hermoso, como lo más valioso, como algo irremplazable, como algo invaluable, algo intransferible, algo único y perfecto.


Compartir...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Email this to someone

Publicado por

Ivette Varela



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir ↑
  • Síguenos en Facebook

  • Publicidad