Síguenos en Facebook:


Historias

Publicado en julio 4th, 2015 | by María HT

1

El final de nuestro camino…

Compartir...
Share on Facebook1.9kShare on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Email this to someone

Comenzamos hablando de las cosas más
estúpidas y simples (que son las que más ruido
hacen), también de las que teníamos en
común, por eso nos enamoramos.

Tengo postergando este texto desde la primera
vez que supe lo que es tener una ex pareja.
Decidí escribir hoy porque vivir con fantasmas
es la peor idea que pudo ocurrírsele al hombre
jamás.
Porque hay palabras que se callan para no
parecer obsesivos.
Porque escribirle al pasado que se arrastra (no
por sí solo, sino por culpa de nosotros) me
hace pensar en los abandonos y siento como si
revivieran y de verdad que con una vez me
bastó para comprenderlos.
Porque la música no tiene la culpa de sufrir la
venganza de los recuerdos que arrastra.

La verdad es que la única razón por la que no
estamos juntos es porque no supimos cómo
hacerlo, pero no está mal porque lo
intentamos e incluso cuando sabíamos que nos
aferrábamos, nos besábamos las manos para
pedirnos perdón anticipadamente por todas las
veces que nos equivocaríamos en nuestro afán
por no dejarnos.

Busco mi redención y mi honorabilidad
mientras escribo porque esta será la única
muerte digna que puedo darte después de
tantos meses asediando mi paladar con
nuestras historias, después de echar tantas
culpas, después de decirte que eras la persona más basura del infierno, después de no querer hablar de ti, después de decir cuánto te amé y te detesté, después de mentarte la madre por la
espalda, después de todo, pues ya qué.

Antiguo amor mío: si ya no hablamos ahora es
porque no funcionaremos como amigos,
porque no podemos, porque nos creemos muy
valientes, porque somos tontos.
Hay relaciones que se rompen para siempre, y no está mal, a veces para encontrar el equilibrio es necesario prender fuego a la casa consigo dentro,quemar todo en silencio.

El amor puede romperse en la más abundante quietud; lo moribundo gusta de lo efímero.

Fuimos estupendos y espléndidos, nos creímos
invencibles, nos besamos muchas veces, nos
extrañamos más, nos odiamos en silencio y nos
deciamos en las despedidas de camiones que nos esperábamos, nos regalamos flores y nos emocionábamos cuando nos desnudábamos.
Y nos lastimamos más, el triple de todo lo demás, por eso, mi antiguo amor, te escribo para matarnos sin hacer ruido.

Ríete de esto, dí que no entiendo, que nunca
entendí nada, díme que soy una idiota, no pasa nada, ¿en qué momento se me ocurrió
pensar que si yo me decía a mí misma que lo
era, otra persona no me lo diría?, dí que
planeé nuestro rompimiento en cada uno de
nuestros aniversarios, pregona tus
sentimientos hacia mí, si son de lástima o de añoranza, no importa.
Para dormir tranquila,una tiene que creerse, a veces, sucesos que nunca existieron.
Grítame porque las palabras atoradas en la garganta arden incluso cuando
ya están afuera.

Decidí que cada que me pregunten por ti, el
que sea, diré que nos quisimos más de la
cuenta y por eso no sobrevivimos, que el
mundo no estaba listo para nosotros porque
era una tierra muy joven y nosotros éramos
muy viejos; no espero ser correspondida
porque tal vez no lo merezco por todas las
veces que me comporté como una tonta.

Escribo porque, antiguo amor, debo dejar de llorarte todas las noches.
Debo dejar de reinventarte,mencionarte, de esperar alguna señal de vida tuya en aquellas noches donde tanto te recuerdo.
Porque si bien habrá cosas que nos unan
para siempre, habrá otras más grandes que nos
separen también para siempre.

Fuente: “The Teenagers / End Of The Road”.


Compartir...
Share on Facebook1.9kShare on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Email this to someone

Publicado por

María HT

Mi vida es una obra de arte absurda y surreal, aveces creo que mi verdadero creador fue Salvador Dalí, tal vez soy un personaje de Nietzsche o algún alter ego de Charles Bukowski. No me cae bien la humanidad, son los peores habitantes para esto que yo amo y se llama planeta. Dedicado a nuestra muerte. 29/MFLT.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir ↑
  • Síguenos en Facebook

  • Publicidad