Cómo olvidar esa noche, el cielo estaba nublado y llovía, iba cami..." /> Ella le ganó a mi historia – El Perla Negra

Síguenos en Facebook:


Historias

Publicado en abril 20th, 2015 | by Mariana Yescas

4

Ella le ganó a mi historia

Cómo olvidar esa noche, el cielo estaba nublado y llovía, iba camino a la casa, la verdad es que no quería llegar, temía verte por última vez, muy despacio subí las escaleras, saqué las llaves de mi bolsa y abrí la puerta con las esperanzas dañadas, por culpa de los insomnios, me dirigí al cuarto y ahí estabas sentado en la cama, me miraste directo a los ojos y simplemente no pude más, lloré en tus brazos queriendo que todo esto tuviera un significado diferente, le puse mil excusas que él podía considerar como válidas, el sólo me abrazó con ternura y yo sólo me aferré a él, me sorprendía la forma en la que los dos encajábamos perfectamente; mi cabeza en su hombro y sus brazos en mi cintura.

Cuentas Netflix

Las lágrimas cayeron sobre él, empapando su playera. No pareció importarle en lo absoluto, sólo intentaba hacerme sentir mejor, dejó que sollozara por unos momentos, echó su cabeza hacia atrás para que nuestras miradas se cruzaran y me encontré con la sorpresa de un espacio estrecho entre nosotros, yo no estaba más en su mirada… y si me acercaba un centímetro más… No, no podría arriesgarlo, no ahora.

la-otra1

Deseé que con sólo ver mis ojos entendiera todo lo que pasaba por mi cabeza, intenté expresarlo a través de ellos pero parecía no poder leer nada. Supliqué con la mirada que comprendiera cada cosa no pronunciada y que tal vez jamás llegaría a escuchar, me pareció inútil, todo esto sucedió en pocos segundos…

— No llores, no lo hagas nunca por un hombre. Dijo mientras secaba mis lágrimas. Me abrazo de nuevo, pero no con el mismo sentimiento. Ahora era una despedida. Se separó de mí, se alejó.

No había nada que me tranquilizara esa noche, sólo pude ver a través de la ventana como se alejaba y desaparecía con la lluvia en la distancia, sabía con exactitud que jamás le volvería a ver.

La tranquilidad que me había dado se fue con él. No importaba cuánto lo amara, él quería ya a alguien más de lo que a mí o de lo que yo a él.

 

Cuentas Netflix


Publicado por

pensadora rutinaria, de malos hábitos,y llena de matices.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir ↑