Pensando un minuto con mi soledad, he aquí de nuevo pensando en cóm..." /> Esta vida sin ti; esta soledad – El Perla Negra

Síguenos en Facebook:


Historias

Publicado en mayo 29th, 2015 | by José Córdova

0

Esta vida sin ti; esta soledad

Pensando un minuto con mi soledad, he aquí de nuevo pensando en cómo con el tiempo las cosas han cambiado tan rápido, se suponía que esto iba a ser para siempre, pero ya no queda nada, sólo recuerdos.

Se suponía que íbamos a envejecer juntos, camino lento, recorriendo cada calle de la ciudad tratando de olvidar todo. Me castigo con mi soledad y aunque tu si has podido disimular el dolor yo no. Haré todo lo posible por dejar atrás todo, no sé si volveré a ser el mismo que conociste, tal vez el ya no sea el mismo y aunque llore el tiempo pasa, al igual que todos. Siempre hay un punto en el  que todo muere. No me duele el hecho de que ya no hayas querido regresar sino lo que me duele es estar tratando de olvidarte.

Cuentas Netflix

Me hiciste perder el control porque todo lo que pensaste que yo sería se derrumbo frente a ti, espero que estos duros pensamientos se conviertan en polvo a través del paso del tiempo. Sigo aquí, solo sin ti porque este sentimiento aun no se quiere ir, por más que intento dejarlo ir no puedo, tu fantasma sigue aquí presente en lo más profundo de mi ser. No importa lo que haga ya sé que nunca más volverás, lo único que pido es dejar de quererte, rezo día con día para poderte olvidar. Entendí que una persona que es fuerte no es aquella que no llora, sino la que llora aceptando dejando ir lo que más quiso, porque para eso se necesita mucha valentía, se necesita ser muy fuerte para aceptar la realidad por la que pasa.

tumblr_m5kqy0Akbf1qg9d95o1_500_large

Me di cuenta que ya nada te importa, que ya nada es igual. Lo nuestro se rompió, lo rompimos, no lo supimos cuidar, desde que lo nuestro se rompió he tratado cambiar ya sea para bien o para mal. Estoy tan cansado de estar en esta situación, me siento atrapado en tanto miedo, hay tantas cosas que el tiempo aun no puede borrar, se que te has ido pero tu presencia aun sigue aquí conmigo y no me deja descansar. Me he dado cuenta de que lo bueno de los días tristes que he tenido han venido días felices y vendrán más, que si no estuviera triste no conocería la importancia de la felicidad. Lo lamento, no fuimos lo que esperábamos ser, todo se ha marchitado, como una rosa muerta, se opaca y se vuelve nada con el tiempo. Ya no me quedan lagrimas, lo sé porque me he quedado seco, para qué amar, para qué sufrir, si luego un día de repente todo se termina y no queda otra opción más que solo olvidar.

Existe una gran diferencia entre vivir y estar vivo”. Te quiero, pero, contigo o sin ti la vida sigue, el tiempo pasa y no se detiene. La tristeza me invade como si fuera un barco en hundimiento. Me siento dentro de un pozo sin fondo cayendo en cualquier dirección. Tal vez voy en cualquier dirección, quizá estoy tomando la dirección equivocada, tal vez me arrepienta de haberte dejado ir, tal vez te arrepientas de no haber continuado con esta historia. Sí en definitiva fui muy feliz a tu lado, pensé que eras para mí y que las cosas debían de ser así.

Quisiera ya no pensar en ti, en este absurdo sentimiento, que solo me lastima y me hace daño. Es extraño como el amor hace que gente se llene de tanta ingenuidad. Nunca soñé con conocer a alguien como tú y nunca pensé que perdería a alguien como tú. Ya no quiero seguir enamorado de ti, esto es como un juego perverso para hacerme sentir de esta manera, en las buenas si estabas pero en las malas no, en realidad salías sobrando.

Ahora sólo me dedico a crear historias en mi mente, lastimándome a mí mismo con pensamientos de dolor para tratar de olvidarte, tal vez el tiempo cure las heridas pero las cicatrices perdurarán y cada vez que me llegue un recuerdo de ti la cicatriz arda y brote un poco de dolor. Lo más triste de todo esto, fueron los sueños que un día creímos poder hacer realidad y que se quedaron atrás, se tornaron en blanco y negro ya sin vida. Nunca más sabré si nos volveremos a ver, tal vez esta era la prueba de amor que nos mando dios, fue una prueba muy dura para ti, porque a pesar de todos las discusiones entre tú y yo nunca paso por mi mente dejar de intentarlo, pero ahora dios te mando esta prueba de amor para saber que tan fuerte eres, para que yo me diera cuenta si en realidad eras tú la mujer que quería para compartir mi vida, pero fuiste débil, te gano la debilidad y el cansancio por seguir luchando, pero ya todo quedo atrás desde el momento en que dejaste de luchar. Te fijaste en lo malo y olvidaste lo bueno de continuar.

Aún puedo sentir como el viento me susurra tu nombre, aún pudo sentir que mi corazón quiere llegar hacia a ti, aún siento como los recuerdos me hacen sentirte. En las noches aun dormido me despiertan los sueños en los que tú apareces, quisiera hacerlos desaparecer para siempre, pero no puedo, entre más lo intento no me dejan, los malos momentos y los malos pensamientos reviven y me ahogan en un vaso de tristeza. Nada me haría más feliz que mis palabras te hicieran feliz, que mis palabras te dieran ese placer que se perdió entre tanto dolor, más no pude hacerte sentir más feliz y por esa razón decidí partir. Y tenías razón, es por este amor que siento, que no quiero lastimarnos más.

images (1)

No se trata de llorar solo por ti, sino por mí y por este amor que ya no podré disfrutar. Tengo tantos recuerdos por superar, tantas promesas por olvidar, tantos sueños por dejar atrás. Quisiera que llegue el día en el que por fin haya borrado por completo todos y cada una de los momentos que pasamos juntos. No hay un sólo día en el que no derrame una lágrima por tu adiós, podría llorar toda una eternidad, cada noche que transcurre en mí garganta aparece un nudo y  siento como me asfixia y no me deja respirar.

No quiero encontrar a alguien como tú, puesto que se repetiría la misma historia y no quisiera recaer en lo mismo, sería como tropezar con la misma piedra en otro camino diferente. Quisiera regresar el tiempo y dejar la parte en la que éramos felices. Solo así de ese modo ninguno de los dos sufriría. Las noches son muy calladas y dolorosas pues me hacen recordar todo.

Los días me parecen nublados y grises, aunque aun no pierdo la esperanza de que algún día se vuelva soleado lleno de vida y color, con alegría y menos tristeza. Y aunque este yo aquí de pie, siento como se me doblan las piernas de la tristeza que llevo dentro de mí. Me siento tan deprimente como no tienes una idea, intento cada día ser más fuerte, pero me ahogo en llanto hasta quedar dormido. Qué lástima, pudimos haber llegado muy lejos pero no se pudo.

Cuentas Netflix


Publicado por



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir ↑