Cuántas noches largas había pasado imaginando cómo se sentiría ac..." /> Gracias por ser la culpable… – El Perla Negra

Síguenos en Facebook:


Historias

Publicado en septiembre 3rd, 2015 | by ARTEMIO SHAKES FAJARDO

1

Gracias por ser la culpable…

Cuántas noches largas había pasado imaginando cómo se sentiría acariciar las estrellas en una hermosa y despejada noche; cómo sería volar entre las nubes, cómo podría sentirme vivo.

Atardeceres majestuosos trataban sin éxito de deslumbrar mi vida con su imponente belleza, pasando uno tras otro en una carrera imparable que dejaba atrás mis sueños e ilusiones.

Cuentas Netflix

Cada solitario y frío amanecer que congelaba mi alma, paralizando el ánimo y aminorando el deseo de continuar, llevándome a un estado fantasmal que no me permitía vivir.

Arrinconado en un lúgubre y siniestro rincón, que me atrapaba sin darme salida, que me despertaba de terribles sueños, sólo para mostrarme que la realidad era una pesadilla aú n peor.

Viviendo falsedades con sonrisas fingidas, cubriendo heridas con efímeras ilusiones, tratando siempre de aparentar fortaleza ante la fiel compañía de la soledad.

¿Por qué ahora todo ha cambiado?, ¿será acaso que la vida al fin me sonríe?

De pronto, ya no hay miedos, ya no hay ansiedad, ya no me siento solo.

La oscuridad a quien consideraba mi leal amante, ahora parece una dama distante, celosa de mi actual gozo y mi alegría por vivir.

¿Qué fue lo que pasó?, ¿qué pudo ser lo que ha borrado las cicatrices que atormentaban mi alma?

Ahora ya no duele, sólo quedan los recuerdos que parecen lejanos, que sólo arrancan ligeros suspiros que me llenan de paz y el futuro me parece brillante y glorioso.

View More: http://davidmendozaiii.pass.us/dallasandjesse

Tal vez sea tu sonrisa, que desde el primer momento me cautivó y me hizo soñar.

Quizás tu dulce mirar, que llena mi alma de paz y armonía, llevándome al cielo mostrándome que la vida es hermosa.

O puede que sea tu voz, una voz apacible que con tiernas palabras siembran en mi mente y corazón, las ilusiones más bonitas que me pueda imaginar y que me hacen sentir vivo.

Pienso que pueden ser tus brazos, que con ternura y cariño me refugian en mis tempestades, me animan en mis logros y me llenan de amor constantemente.

Pero también están tus labios, que despiertan mi alma y mi vida con cada caricia, como si cada beso estuviera cargado con el poder de una tormenta eléctrica, que me convierten en un indefenso niño ante tus besos.

La única verdad  es que fuiste tú, tu entero ser, tu corazón, tu alma, tu mente, toda tú has sido la culpable de que mi alma se sienta libre, la única responsable de que mi vida sea hermosa, la que convierte cada amanecer en una nueva oportunidad de amar con un amor inimaginable, que logra que cada anochecer sea un mágico escenario en el que se presentan los momentos más hermosos que podría vivir.

Tú has sido la culpable y  no tengo cómo agradecerte por la vida que me has dado de vuelta, por la alegría, la esperanza, la felicidad, la dicha.

Gracias por ser la culpable.

 

Cuentas Netflix


Publicado por



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir ↑