En realidad y con todo el amor que me es posible, deseo que te encuen..." /> La carta del adiós – El Perla Negra

Síguenos en Facebook:


Historias

Publicado en agosto 28th, 2015 | by Edith Neri

1

La carta del adiós

Compartir...
Share on Facebook5.5kShare on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Email this to someone

En realidad y con todo el amor que me es posible, deseo que te encuentres bien.

Debo armarme de valor para escribir esta carta, la última carta que escribiré para ti. No pienses que es cobardía al no tenerte frente y decirte a la cara lo que voy a expresarte, lo que realmente no quiero es volver a caer en este juego vicioso que implica idas y vueltas, ser y estar conjugados pero nunca en presente, olvidos y recuerdos, amor y desamor, verte partir y verte llegar. Más dolor que dicha, en resumen; no lo digo de frente porque se que al volver a mirarme en tus ojos, volveré a creer que todo estará bien, aunque por dentro mi mundo se esté desmoronando.

Mi amor. Antes de que esto raye en lo absurdo prefiero dejarte partir y dejar de destruirnos los dos. No intentes engañarte a ti mismo que ya no te amo, el amor que yo siento es intenso, profundo y sincero, pero seamos honestos los dos no soy lo que quieres y no quiero que tú seas alguien que no eres, porque si yo intento cambiarte entonces tú jamás podrás ser feliz a mi lado. Así como éramos cuando nos conocimos debimos haber sido. Permanecer en ese estado de conquista en el que te envuelve el enamoramiento. Pero no pudimos.

Quizá la verdad sea que no nacimos uno para el otro y que al menos en esta vida estamos destinados a no estar juntos. Cometimos errores y la costumbre nos comió enteros al grado de que presiento que por tu parte el amor se consumió por completo y yo, mi amor, aunque te amo aún creo que no merecemos migajas, creo que el corazón ya roto es como un vaso de cristal, si lo has quebrado, aunque lo pegues nunca quedará igual.

1261175425344_f

No fuimos prioridad el uno del otro. Cuando me necesitaste no estuve y cuando yo lo hice simplemente te marchaste. Tratamos de mantener esto por mucho tiempo pensando que era lo correcto, pero la verdad absoluta es que nos hicimos tanto daño, que en un recuento pasamos mas tiempo a disgusto que siendo felices uno con otro. Nunca quise herir tu alma, nunca quise herirte a ti y todo esto nunca lo planee para ti. Todo lo contrario, yo quería que en mí conocieras el amor verdadero, que supieras que siempre estaría a tu lado, que este amor fuera como debe ser,incondicional.

No todo sale como lo has planeado. Al final del día aunque te amo, aunque quizá tú me amas, comprendo ahora que no fue nuestro momento, que no nacimos para estar juntos, al menos no en esta vida.

Amor, fuiste de entre las historias del mundo, la más inolvidable. Me llevo de ti lo mejor que me has enseñado. Independientemente de todo a tu lado me convertí en una mejor persona y no importa lo que pase, lo que hoy nos separa no impedirá que estés en mis oraciones. Siempre desearé para ti, lo mejor y es que el odio y el rencor en un amor con tanta trayectoria como el nuestro, solo sabe de libertad y de pureza.

Te amaré siempre.

Con amor…


Compartir...
Share on Facebook5.5kShare on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Email this to someone

Publicado por

Edith Neri

Lic. En Ciencias de la Comunicación. Amante de la lectura, el cine y la música. Amante también de lo gótico, terror y suspenso. Enamorada del amor y la muerte. Mi pasión escribir. Mi cita favorita " ...Todo lo que he amado, lo he amado solo" (Fragmento del poema "Alone" de Edgar Allan Poe)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir ↑
  • Síguenos en Facebook

  • Publicidad