Recuerdo muy bien esa noche, cada detalle, cada emoción. Lo sé: pa..." /> La última vez – El Perla Negra

Síguenos en Facebook:


Historias

Publicado en abril 15th, 2015 | by MaryCarmen

3

La última vez

Recuerdo muy bien esa noche, cada detalle, cada emoción. Lo sé: padezco de buena memoria. Excelente, diría yo. Hay que reconocer que a veces no es tan genial tener ese don.

Me emocioné tanto con tu mensaje: «¿Cenamos?» No podía contener mi emoción, mil pensamientos se amontonaron en mi mente al mismo tiempo y mi corazón se fue hasta las nubes y empezó a construir castillos. ¡Qué larga fue esa tarde! Estaba demasiado ansiosa…¡Quizá esa era la noche de nuestro regreso!

cena

Te vi llegar tan varonil como siempre. ¿Alguna vez he mencionado que sólo con verte se detenía mi respiración? Y mi mirada se detuvo en esa sonrisa a medias tan tuya y en tus dulces ojos café que me robaron tantos suspiros.

Me llevaste a aquel lugar que siempre te gustó. Yo cedí (qué importaba dónde fuera) y la cena transcurrió entre risas y preguntas sobre las últimas novedades de nuestras familias, trabajos y mascotas. Yo simplemente estaba feliz.

Tanto, que no pensé en nada más. No pensé en otras posibilidades y en los cambios que pudieron haber ocurrido.

Fuiste tan jovial y alegre, tan interesado en mí como al principio de nuestra historia, y entonces pasó: «Quiero que conozcas a alguien especial para mí.»

«¡No! ¡No! ¡Y mil veces NO! ¿Cómo? ¿Qué? ¿Por qué? ¿Qué pasó?».- rugí en mi interior. Apenas tuve un segundo para evitar el desastre, retiré mis manos y forcé una sonrisa: «Quizá» .- terminé diciendo.

Cuando toda la vida te han enseñado que debes guardar la compostura, eso haces y sin pensarlo.

La plática siguió, pero ya forzada, rota. Tenía que salir de ahí, pero ¿Cómo? Me estaba ahogando y entonces sentí por primera vez esa náusea fría y dolorosa que ahora siento cada vez que te pienso. Lo notaste. Me llevaste a casa. Me diste un rápido abrazo (el último, demasiado fugaz) pero no pude sentir más que un dolor agudo y paralizante.

Y te fuiste. Y esta vez ya no volviste.

 

 


Publicado por



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir ↑