No busco lastimarte, ofenderte o hacerte llorar; a estas alturas de ..." /> Lo que aprendi junto a ti – El Perla Negra

Síguenos en Facebook:


Vida

Publicado en mayo 1st, 2015 | by Nnalia

2

Lo que aprendi junto a ti

Compartir...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Email this to someone

No busco lastimarte, ofenderte o hacerte llorar; a estas alturas de nuestra relación, creo firmemente que después de tantos ensayos, este es el fin del cuento. El fin… el fin de lo que consideraba la aventura de mi vida.

Sin embargo dentro de todo este abismo, encuentro un pequeño destello de luz, es todo aquello que comprendí estando a tu lado, todo lo que aprendí … los errores que no volveré a cometer.

lo-que-aprendi2

El término “amor de mi vida” es demasiado grande como para designárselo a alguien a quién apenas conozco, es un puesto de importancia, un puesto que si no se cuida se pierde. Reconozco que fuiste a quien más amé, pero ahora que miro los daños, se que  me equivoqué al darte el cargo.

Si una persona aún está encadenada a un amor del pasado ,¡Un amor del presente jamás lo liberara!, lo único que queda es fijarse en alguien más que sí esté disponible para amar. Fue mi error pensar que trabajando horas extra por dos, tú llegarías a sentir lo que jamás te hizo sentir una mujer. No funcionó… nunca la olvidaste, mientras yo te daba todo, tu cabeza y tu corazón estaban en otro lado. Resistí… hasta que tu propio infierno me venció.

lo-que-aprendi3

Me cansé de llorarte noches enteras, de suplicar un milagro que abriera tu corazón hacia mí. Lo conseguí, te abriste, lanzándome la última de las flechas al mismo tiempo que de tus labios salía la frase “Me hubiese gustado amarte”. Y ahí comenzó la muerte de todo este amor.

Se acabaron los “te amo”,  fueron sustituidos por los mas secos “te quiero”. No sabes cómo lloraba… cómo me deshice una y mil veces y entre sollozos me preguntaba:  ¿Qué hice mal?, si me entregué incondicionalmente. Ese fue mi error … aceptarte sin saber que aún cargabas un amor viejo a cuestas.

lo-que-aprendi

Así que a estas alturas de la vida, no me pidas que te crea un nuevo “te amo”, ahora que decides intentarlo yo ya no quiero, porque sé que ya no te amo y ya no tengo nada que defender. También sé que no soy responsable , el único responsable de la muerte de mis sentimientos, de mi falta de interés fuiste tú. Debiste quedarte en soledad y no hacerme parte de tu infierno, yo no te necesitaba y sin embargo, te dejé entrar en mi vida, esperando ser recibida de la misma manera en la tuya.

Me equivoqué de persona; no me arrepiento, quedarás grabado… sé que soy capaz de amar, de darlo todo, aprendí tanto de mí en éste viaje contigo; esperaré a que llegue la persona indicada, mientras tanto buen viaje de regreso; que llegues bien a tu destino.

 

 

 

 

Compartir...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Email this to someone

Publicado por

Nnalia

futura terapeuta de lenguaje, fusión de dos mundos: música y literatura. Amante de la espontaneidad , de los momentos y las experiencias que llegan cuando menos lo esperas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir ↑
  • Síguenos en Facebook

  • Publicidad