Esa mañana me citaste en el café al que solíamos ir cuando tenía..." /> «Necesito tiempo»…. me dijo aquella mañana – El Perla Negra

Síguenos en Facebook:


Historias

Publicado en abril 18th, 2015 | by Brenda Cruz

25

«Necesito tiempo»…. me dijo aquella mañana

Esa mañana me citaste en el café al que solíamos ir cuando teníamos que hablar de algo serio. Y es que ya llevábamos una semana estando mal, distanciados, bueno, yo siempre traté de buscarte, de hablar contigo y que aclaráramos lo que estaba pasando.

Cuentas Netflix

Fue como si todo en lo que creí -y lo que vi – fuera una mentira. Un mes antes reservaste una comida sorpresa en un restaurante por el 14 de febrero y festejamos que se cumplía  un año de que me habías pedido matrimonio, aunque aún faltara mucho para ese día.

Quince días antes estábamos muy bien, incluso viajamos un fin de semana para festejar tu cumpleaños, fuimos a comer, al cine, a tomar un café, pasamos la noche juntos y todo parecía tan normal, pero en realidad no era así.

Esa mañana en el café me sacaste de tu vida argumentando “necesito tiempo para mí, para salir con mi familia, con mis amigos, para hacer más cosas solo, aprender a tocar algún instrumento, practicar algún deporte…. No sé, pero necesito tiempo a solas” y mientras escuchaba esas palabras mi mente no entendía: ¿cómo era posible que me estuviera cortando por esos motivos? ¿Por qué no podía realizar todas esas cosas estando conmigo? ¿Acaso lo asfixio? ¡Si ni siquiera nos vemos todos los días, sólo los fines de semana!

dame-tiempo1

Y por más alternativas que le dí, por más que le pedí y supliqué que recapacitara y que no tirara a la basura tantos años de noviazgo y nuestros planes a futuro, aún así se fue. Mis lágrimas no tocaron ni la más mínima parte de su alma. Me dejó ahí. Con todos mis sueños rotos y un corazón destrozado.

Sé que no debí espiar su red social, pero lo hice. Cada vez que podía echaba un ojo a lo que publicaba, aunque ya me tuviera eliminada, me conformaba sólo con lo poco que pudiera saber de él. Y así fue como un mes después me enteré. Él había comenzado una relación con su compañera de trabajo, esa que le mandaba chocolates y se le insinuaba, esa a la que tanto criticó y a la que muchas veces le dijo “no puedo, tengo novia” según él. Era ella quien estaba ahora en mi lugar, quien me había robado su corazón, era ella por quien me dejó de amar.

Y entonces entendí todo. En efecto, él sí necesitaba tiempo, pero no a solas… sino para estar con otra.

Cuentas Netflix


Publicado por

Comunicóloga de profesión y por pasión. Amante de la lectura, la cual te lleva a conocer otros mundos, y la escritura, que te hace crear el tuyo. Me encanta la música,pues soy de la idea de que la vida es como una canción,en tonos altos y bajos,a veces movida y a veces lenta, depende lo que quieras bailar. Protectora de los animales,quienes son compañeros en este viaje,y como tal,debemos respetarlos y ayudarlos. Soñadora,pero a veces demasiado realista; amorosa pero en ocasiones huraña; tierna,pero con carácter. Así soy,un collage de sentimientos y emociones contenidos en una sola persona.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir ↑