Hace poco, celebrando un evento importante par..." /> Nuestra lamentable juventud perdida – El Perla Negra

Síguenos en Facebook:


Sociedad

Publicado en mayo 9th, 2015 | by Edel Lopez Olan

0

Nuestra lamentable juventud perdida

Hace poco, celebrando un evento importante para un amigo; fuimos a un antro nuevo de la avenida principal. Ahí, en ese momento de fiesta, vinieron mi memoria todas esas «salidas» de antaño que pase precisamente, con esos mismos amigos; paradójicamente en ese mismo lugar, y extrañamente celebrando… Ya no recuerdo… Pero recordé con un poco de nostalgia cómo podíamos salir de ese mismo lugar; a la hora que fuera y caminar al centro, a nuestras casas…¡Vaya!… Podíamos platicar en las jardineras de los parques, a altas horas de la noche, sin que pasara nada; sin preocupación; sin ningún tipo de recelo.

Cuentas Netflix

Vi a muchos chavos (digo, por mi edad sería estúpido decir que todos somos jóvenes) con mucha alegría, y claro, en el alcohol, algunos ya fuera de sí. En algún momento, hace muchos años recordé que también nosotros «fuimos chavos» pero con una gran diferencia: nosotros en aquel tiempo no teníamos que preocuparnos por otras cosas importantes, más qué en el cómo «bajarle la peda» al amigo que se le pasaron las copas.

Jóvenes alegres. Jóvenes sin preocupación. Jóvenes con solamente un objetivo en la mente: Divertirse.

Pero esa tranquilidad de la que nosotros en nuestra juventud gozábamos, se desvaneció en algún punto. La vida de un joven, al parecer se ha convertido en el blanco de muchas cosas, de muchos e insatisfechos sentimientos que ven en la pueril presencia de un joven un campo fértil para muchas tropelías. Todas las bandas de delincuentes y no delincuentes ven en la mentalidad intranquila y completamente dispersa de los jóvenes, el plan perfecto para inactivar vidas, romper familias, matar ilusiones.
La desaparición y muerte de cientos de jóvenes en México, es un clavo más a un ataúd enorme de penas que parece no tener fin. Depravados inútiles se cuelgan del halo de impunidad que reina en el país, para ir por la vida jodiendo al prójimo; robando, asesinando y violando vidas entre los ojos ciegos de la autoridad y el llanto de la sociedad. La muerte de una pequeña de apenas 15 años cerca de la ciudad donde vivo, debe encender los focos rojos a todos en general, donde, la sociedad ya no es como antes; la vida ya no es como antes y donde la muerte desafortunadamente seguirá cobrando víctimas sin ningún tipo de freno.
tumblr_m7l2if2ej61r3mbtzo1_500
Una pequeña joven que solamente salió a ejercitarse, vio truncada toda una vida de sueños, por alguien que vio en su cuerpo el pretexto perfecto para saciar sus demonios.
Padres, jóvenes, niños, debemos estar atentos a todo nuestro alrededor. La vida de todos ha dado un vuelco y en ese tenor de no darle tregua al terror ambulante, bajamos la guardia ante la simplicidad de lo cotidiano.
Padres: tratemos de estar siempre presentes.
Jóvenes: traten de no pensar que el mundo se traga a puños, porqué si no son inteligentes el mundo se los tragará.
Niños: aprendan como será parte de ese mundo que les estamos heredando; no por fatalismo, solamente por simple preparación.
Lo que hizo o no hizo esta pequeña; lo que motivó o no motivó a ser lo que sería, o dejara de ser, creo que está de más en un país que se tiñe de rojo y que lentamente ve en nuestra juventud perdida, la esperanza se difumina entre los dedos de la maldad.

Pronta resignación a los familiares de esta pequeña que seguramente, ve desde donde esté, cómo se sigue sacudiendo nuestra realidad.

Hasta la próxima.

Cuentas Netflix


Publicado por

Escritor. Columnista. Apasionado del cine, el fútbol, la lectura, los videojuegos y la lucha libre. Director de Permanencias Voluntarias. Locutor del programa de radio "Sin daños a terceros"



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir ↑