Te he perdido una vez más. Por algún tiempo pretendí que me amara..." /> ¿Qué permanece en un corazón roto? – El Perla Negra

Síguenos en Facebook:


Amor

Publicado en diciembre 31st, 2016 | by Chabeli Ixta Angulo

0

¿Qué permanece en un corazón roto?

Compartir...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Email this to someone

Te he perdido una vez más. Por algún tiempo pretendí que me amaras a mi manera, como yo creía que era la forma apasionada de amar, llena de buenos momentos; segundos donde pretendía besarte hasta la voz, los ojos y la sonrisa.

¿Cómo empezaría esta historia que he ido borrando tantas veces? Aún no encuentro la forma de admitir que te amé, lo di todo y aun así te fuiste.

Cuando te asomes al baúl de los recuerdos, encontrarás ese viejo álbum impregnado de nuestras memorias; espero te hagan recordar el momento en que pasamos de ser meros conocidos a amigos, a novios y a desear amarnos toda una vida.

Hoy siento tu ausencia. Son frases que bien podrían permanecer incompletas y conservar el sentimiento. Ausencia es la carencia de alguien, para mi tu ausencia se llevó todo. ¿Cómo podría definirlo si estos últimos meses tus ojos ya no reflejaban tu sonrisa, si la última vez que nos vimos tu “te amo” sonaba como “adiós”?

Existieron tantas metas, tantas promesas rotas, he llegado a pensar que desde aquella pelea, aquella ocasión en que me miraste con tal indiferencia y fingí ser fuerte, todo ya había terminado.

Hoy le escribo a la nostalgia y le pido que me haga olvidarlo todo. Cada suspiro, cada recuerdo, cada caricia que compartimos. Ya nada es lo suficientemente bueno si no estás aquí.

large-14

Te explicaré qué permanece en un corazón roto; permanece la angustia, la impotencia, el quizá pude haberte amado más o a lo mejor te amé demasiado.

Olvidemos nuestro último viaje, las películas que veíamos mientras no podía contener la risa, tus berrinches espontáneos, olvidemos que prometimos querernos para siempre. Olvidemos lo que significa hacer el amor, compartir una vida, un compañero de viaje, un amigo, alguien para imaginar crecer juntos y volver a ser niños por una fracción de segundo, alguien que escuche tu voz y simplemente esa música cante en su alma, alguien para estar triste. Alguien a quien amar.

Si no te hubieras ido, tal vez hoy la historia sería diferente, porque no te buscaba y terminé por encontrarte.

Sobre todo… olvidemos lo que permanece en un corazón roto.


Compartir...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Email this to someone

Publicado por

Chabeli Ixta Angulo



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir ↑
  • Síguenos en Facebook

  • Publicidad