¿Le han dicho a usted, estimado lector que está feo y que no debe..." /> ¡Que se mueran los feos! Vasconcelos y su raza cósmica – El Perla Negra

Síguenos en Facebook:


Sociedad

Publicado en marzo 14th, 2015 | by Cesar Lupus

¡Que se mueran los feos! Vasconcelos y su raza cósmica

¿Le han dicho a usted, estimado lector que está feo y que no debería procrear? ¿En verdad los muy feos no debería tener hijos? ¿bueno? Eso es lo algo de lo que expone José Vasconcelos, sí, ese por el cual la Universidad Autónoma de México dice Por mi raza hablará el espíritu… ¿sabrán a qué raza se refiere?

José Vasconcelos, el cual a pesar de que en su libro La raza cósmica nos dice que las razas del mundo tienden a mezclarse cada una vez más, hasta formar un nuevo tipo humano, compuesto con la selección de cada uno de los pueblos existentes, considera al latinoamericano, propiamente a la raza india o roja, sólo como un buen puente de  mestizaje…  la cual, a pesar de haberse ido formado, a lo largo de la historia, llena de vicios y defectos, tiene las grandes cualidades de maleabilidad, comprensión rápida y emoción fácil; algunas de las  características que aportarían a esta nueva raza cada una de las otras cuatro existentes al fusionarse; el negro, ávido de dicha sensual, ebrio de danzas y desenfrenadas lujurias, el mongol que descubre no sé qué repliegues y dimensiones nuevas, y el blanco, de mente clara parecida a su tez y a su ensueño… ¿y el indio?

Aparte de las ya citadas con anterioridad, … supo tanto, hace tantos miles de años, y ahora parece que se ha olvidado de todo; además de que tiene como ventaja que su tradición, a la que por cierto es fiel, posee mayor simpatía con los extraños, pero posee quizá ¡la mejor cualidad entre las cuatro razas!, que persiste en no tomar muy en cuenta el factor étnico para sus relaciones sexuales[3], y recordemos que esto es fundamental para que la nueva raza cósmica pueda surgir; sin embargo, con base en lo anterior podemos ver que Vasconcelos piensa en una raza mejor pero mirando hacia otro lado, menos hacia a América, o al menos no hacia sus indios, ya que si bien es cierto que podemos ser la elegida para cumplir el plan divino de la quinta raza¸ es evidente que resalta más las características tanto físicas como intelectuales de los amarillos y de los blancos.

Una familia en el norte de México (Bains News Service, c. 1917)

Una familia en el norte de México (Bains News Service, c. 1917)

Si consideramos que esta nueva raza mejorará tanto intelectual como físicamente, es de sorprender que su ideal de belleza está más allá de la raza americana y más allá aun de los mexicanos e indios: «… Es repugnante mirar esas parejas de casados que salen a diario de los juzgados o los templos, feas en una proporción, más o menos del noventa por ciento de los contrayentes… (en el estado social futuro) los muy feos no procrearán, no desearán procrear… y poco a poco, por extinción voluntaria, las estirpes más feas irán cediendo el paso a las más hermosas… y de esta suerte, en muy pocas generaciones desaparecerán las monstruosidades…

3

Qué pensar de la repugnancia que le causan a Vasconcelos la mayoría de las parejas mexicanas; por otra parte, es importante señalar que los indios americanos no le son del todo grandes por sí mismos, puesto que gracias a la religión cristiana los indios americanos avanzaron en pocas centurias desde el canibalismo hasta la relativa civilización, cabe preguntarnos si la raza india tiene ese factor espiritual que contribuye a la elevación de los pueblos o su participación será sólo biológica.

Como dicen los Xochimilcas… ¡Que se mueran los feos!… Menos el del tololoche

Vasconcelos, José; La raza cósmica; Colección Austral; México, 1999; Pag.9

Ídem. Págs. 37,49

Ídem; Pág. 39


Publicado por

Buscador eterno de la Verdad, Vitajero intergaláctico de paso por este planeta, Apasionado Amante del Todo, Constructor de un mundo más fraterno; Hermano de la Libertad hecha carne.



Subir ↑