Síguenos en Facebook:


Vida

Publicado en abril 19th, 2015 | by Débora Carrasco

10

Quiero que sepas que TE PERDONO

Perdón.

Por pensar que éramos todo, cuando para ti no era nada.

Perdón por todos los «te quieros», los «te amos».

Perdón por creer en ti, por amarte y por desvivirme, perdón por darte todo, por hacer todo por y para ti, por cambiar mi vida y sobre todo por darte todo lo que había en ella. Gran error. Pero sabes, no me arrepiento, aprendí y aprendí mucho.

te-perdono1

Y sobre todo TE PERDONO.

Te perdono por haber respondido a los «te amos» sin sentirlos.

Te perdono por mentirme.

Te perdono por haberme ilusionado, por haberme hecho creer que me amabas.

Te perdono por haberme hecho tan feliz con tantas mentiras, no puedo imaginarme lo feliz que seré cuando alguien me hable con la verdad.

Te dejo ser tú.

Te dejo tu  libertad para que hagas, decidas, para que vueles. Al final siempre fuiste libre.

Nunca me di cuenta de ello, nunca me di cuenta que tus alas eran demasiado grandes como para no volar.

Ve, sé feliz.

Te perdono por no haberme querido, por no haberme amado y por haberme engañado.

Te perdono porque gracias a eso me di cuenta que es lo que en verdad quiero de alguien y que ahora no hay persona que más ame en la vida que yo misma.

A partir de ahora no pediré perdón por ser yo en toda la extensión de la palabra.

En cambio,  te perdono por haber sido tú, el hombre detrás de la máscara que no llegué a conocer.


Publicado por

Tengo tres terapias para cuando algo va mal: Ejercicio, música y escribir.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir ↑