Síguenos en Facebook:


Historias

Publicado en septiembre 7th, 2016 | by Katia Olalde

Quiero un café, por favor

Quiero un café por favor, pero de esos que confortan el corazón en tiempos  difíciles,  donde lo cobije con recuerdos finos y  que  al beber calme ese sentimiento que me llena el alma.

Cuentas Netflix

Un café que desborde las lagrimas que contuve y me deje  un sabor de boca agradable y no amargo como me supo la última tarde que bebí café contigo. Uno que me muestre otra vez  que para sentir, se hace en cualquier momento y que no esperaré un otoño casi frió, ni puestas de sol; esta vez quiero uno así, quieto, que recuerde al pasar de los días.

Uno que disfrute sin importar el lugar y que pueda por fin llevarse al olvido las charlas cotidianas que una y otra vez tuvimos, donde pueda conformar mi  pasado con el presente de una manera natural a sabiendas que de entre humanos, pocos sabemos hacerlo, teniendo como resultado no más que una tarde exquisita, un buen recuerdo imborrable.

Quiero sentir por esta vez que amores pasajeros  sé que existirán muchos en nuestras  vida y que aunque el tuyo fue duradero, sólo será eso, un amor que se quedará en una historia que quizá con suerte tendremos la oportunidad de recordar cada quien a su manera, atendiendo que para eso somos humanos imperfectos, llenos de ganas de vivir.

shutterstock_133463087

Quiero decirte que  esta vez lo beberé en tu nombre y por fin podré decir que este me ha sabido delicioso, puesto que si la historia ha de seguir, me dará gusto saberte feliz y recibiendo conscientemente las cosas que te puedan ofrecer. Esta vez te daré las gracias por lo vivido y así, quieta, veré los recuerdos pasar…  sonreiré por los planes hechos y si alguna lagrima ha de salir de entre mis ojos, sabré que es porque tengo sentimientos, unos sentimientos tan puros en los cuales no pudiste mantenerte  a la altura.

Y si al correr de los días  he de saber de ti,  me dará gusto enterarme de que  aprendiste a ser honesto, ya que en la vida de los hombres y mujeres, llegarán personas que siempre nos enseñarán  algo ¡y con gusto sonreiré!  entonces me daré tiempo de pedir al universo  que tu corazón sea fuerte y sincero y que de las próximas veces en que te toque estar enamorado, sea porque das valor a las cosas que te suceden.

Esperaré que tu salud sea como roble y que de tu familia la abundancia sea para bien.  Y si algún día te toca deleitar un café como el mío, lo disfrutes,  viendo pasar los recuerdos que nunca volverán. Y si hay lagrimas en tus ojos,  será porque has descubierto  por fin la manera exacta de confrontar  tu presente con lo que tienes  y esta vez tendrás en claro  los inviernos variados por venir  y  los veranos acogedores por llegar; ya no estaré en ellos para darle un matiz diferente  a tus días,  sabrás entonces que de momentos así,  el sentir será lo que  verdaderamente importa,

Entonces, despacio terminaras  un café diferente a ese que tenía que llegar.

-Katia Olalde

Cuentas Netflix


Publicado por

Guerrera por convicción y mujer fina por naturaleza, la vida me dio la oportunidad de ser madre y el tiempo de gozar esa dicha, llena de sentimientos reales y llena de lecciones diarias, los valores fueron la herencia de mi madre, aprendí a vivir los días con colores variados, a veces oscuros y en ocasiones de color, donde el brillo de mis ojos siempre marco la diferencia, soy ferviente admiradora de Gabriel García Márquez, del cual siempre cito frases precisas y exactas en los momentos difíciles de mi vida, crecí como la penúltima de nueve hermanos, de los cuales se fueron iendo sin pedirle permiso a la vida, servicial por devoción, a veces astuta en situaciones especiales, pero siempre leal en el amor, como dirían mujer valiente y valiosa, sensible, humana, a veces terca y testaruda pero con un gran corazón, entregada y dispuesta siempre a ayudar, buena madre , buena hija y excelente amiga un poco mal hablada en ocasiones, pero eso es por los momentos en tiempos de cólera y de injusticia, con cierto pudor por los acontecimientos sociales de esos que muestran la libertad sexual de las personas, sin embargo adaptable, objetiva y sin miedo a perder, eso me ha hecho siempre crecer como persona, como humano y como mujer, con empatía a cualquier persona, nunca necesito decir préstame tus zapatos, para saber el sentir de quien quiere, respetable, educada y siempre tratando de ser mejor.



Subir ↑