Un poco de paciencia es lo que te pido, un poco de paciencia para vo..." /> Sé paciente, había olvidado querer – El Perla Negra

Síguenos en Facebook:


Vida

Publicado en abril 19th, 2015 | by Ariadna Rodriguez

17

Sé paciente, había olvidado querer

Un poco de paciencia es lo que te pido, un poco de paciencia para volver a creer. No espero que cargues con mis baúles de miedos y zozobras, con mis listas de fracasos y mis temores a confiar. Deberás saber que esta alma trae un equipaje poco ligero, una maleta llena de engaños, decepciones y cuentos que no tienen un final feliz.

El hecho de que me hallaras ha sido un acto de magia, debe ser que existe alguien encima anotando las peticiones y me ha concedido por ésta vez algo lejos de lo trivial, algo que espero se convierta en una historia de encuentros. Pero insisto, ten paciencia, no suelo creer en actos fortuitos del destino aunque ya va siendo momento que piense que me lo merezco.

Iré con cuidado porque quiero que ésto funcione, quiero espantar las soledades y tirar los miedos lejos de donde habito, así podrás entrar en un sitio sin telarañas y vacíos existenciales. Voy acostumbrándome a que estés, a reconocerte, a soltar los dragones de la panza cuando te siento cerca. No sería justo permitir que de pronto me invadas con todo eso que dices tener para mí, porque entonces encontrarías a una persona que aún está medio llena, sí, llena de dolencias, escepticismo e incredulidad.  No recapitularé sobre las heridas que tengo, las relaciones truncadas, los “no eres tú, soy yo“, o los “necesito tiempo“. Cada uno tiene una vida con su respectivo pasado y con historias que no llegaron a ninguna parte, pero esa historia la dejaremos ahí. La nueva es la que escribiremos a partir de hoy.

espera1

No esperes que reaccione ante un “te quiero”, es muy pronto para mí, sólo digo lo que siento y justo ahora lo que siento es que me gusta que estés cerca. Si te doy explicaciones es porque empiezo a necesitar tus “buenos días”, tus charlas diarias, tus risas y ocurrencias. Si me tomo el tiempo para escribirte ésto, es porque tengo la urgencia de quererte también, de que desordenes mi mundo, de que entiendas que ésta es mi manera de decirte “quédate”, tenme paciencia porque quiero volver a creer que el amor vale las risas y no la pena.


Publicado por

Ariadna Rodriguez



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir ↑
  • Síguenos en Facebook

  • Publicidad