Siempre quise escribirte una carta, pero hoy los motivos y la situac..." /> Un amor que quizá nunca existió – El Perla Negra

Síguenos en Facebook:


Amor

Publicado en octubre 27th, 2016 | by ANIRA FRANK

Un amor que quizá nunca existió

Siempre quise escribirte una carta, pero hoy los motivos y la situación me dejaban del otro lado de mis expectativas. Me toca enfrentar una realidad que al inicio fue mi peor pesadilla, y hoy se ha vuelto el clima de mis días y la oración de mis noches.

Siempre le he pedido a Dios y al universo que me ayuden a reconocer el momento en que tenga que alejarme de algo, por más doloroso que esto parezca; por eso hoy sé que dentro de todo este, caos tengo que irme.

Contigo murieron mis expectativas y en mi realidad no encuentro más que dolor acompañado de ansiedad, por todo lo que mi cuerpo ha tenido que cargar desde que nos dejamos; mi verdadero dolor radica en imaginar las ausencias de ansiedad en las que me re construí la última vez que alguien rompió mi corazón y se presentó así, de nuevo como si no hubiera dejado alguna marca de mi pasado, como si mi corazón no hubiera aprendido la lección.

Hoy tengo que irme porque he olvidado el verdadero significado de amarme, porque me siento tan perdida y tan vaga de amor; no encuentro a Dios por ninguna parte. No sé cuál es mi lugar en este momento, pero tengo la certeza de que a tu lado no lo es. Necesito encontrarme y recuperarme.

Pero ¿cómo lo voy a lograr?

Si la soledad se vuelve a apoderar de mí  y con el mismo miedo con el que un día le dije adiós por haberte dejado entrar en mi vida, hoy le vuelvo a saludar y con esto mi cuerpo se vuelve a acostumbrar a la falta de apetito, de cariño, de un abrazo, de sonreír.

Esta vez se acabaron las acciones inmaduras, no te voy a insultar más ni volveré a mandar mensajes suplicando un te quiero, ni mucho menos te voy a eliminar de mis redes sociales; tampoco volveré a espiar tus ultimas conexiones esperando que escribas. Voy a desenlazar mi corazón cerrando los ojos y al caminar lentamente despegaré nuestra historia de mi piel… sé que dolerá como el daño que sufre la piel al quitarle una cintilla, esa que yo misma pegué llena de tantas ilusiones y amaneceres hermosos, con palabras y acciones que engrandecían lo que hoy tanto duele.

large

Pero lo jalaré con fuerza y de un solo movimiento lo voy a despegar. Escribir estas líneas es prepararme porque conozco la magnitud del dolor, pero será tan rápido que cuando lo haga llenaré ese vacío con amor propio, con actitud positiva y con alegría. Quizás necesite irme unos días lejos para evitar caer en la desesperación y buscarte esperando llenar ese vacío, como la necesidad de sobar la piel después de un golpe.

Pero sé que estaré bien, sé que me volveré a levantar y también tengo el conocimiento de que de amor nadie muere. Volveré a sonreír y dejaré de llorarte, dejaré de emanar sentimientos de dolor y de tristeza, por lo tanto, también dejaré de buscarte en mis momentos de bienestar y de felicidad; dejaré atrás toda nuestra historia, todo lo que la casualidad un día junto, lo globalizare en una sola palabra “tu nombre” y con ello te llevarás lo mejor de la historia.

Pero a mi regreso te puedo asegurar que no volverán más mis arranques de verte, ni mis mensajes, ni mis noches enteras pensando en ti. A mi regreso sentiré tranquilidad como esa paz que te da al saber que alguien dejó de importarte, dará igual si hablas, si escribes o no, porque dejarás de ser una prioridad para mí; dejaré de sentir miedo a perderte, soltaré el apego hacia ti y verdaderamente te dejaré vivir para poder vivir.

Te quiero y mucho, espero tener la oportunidad de toparme contigo algún día en algún lugar de este universo y abrazarte con todo el cariño que estoy segura, guardaré para ti.

Y después te dejaré ir, porque ahora sé que nada es para siempre.


 


Publicado por

ANIRA FRANK



Subir ↑
  • Síguenos en Facebook

  • Publicidad