Nuestra batalla apenas empezaba, debo reconocer empe..." /> Una decisión… 3ra parte – El Perla Negra

Síguenos en Facebook:


Historias

Publicado en mayo 5th, 2015 | by Faby Roque

1

Una decisión… 3ra parte

Nuestra batalla apenas empezaba, debo reconocer empezaste ganando, no sólo con el niño, hasta con el perro te desquitaste, sabías que era el compañero de noches, de juegos y de soledades, no sólo mío, también de nuestro hijo; después de 2 años aún lo sigo buscando, pero parece que se fue sin dejar rastro.

Cuentas Netflix

Esta vez la batalla era por ellos y por mí, quiero verte por fin firmar el divorcio y por fin dejarme ir. No lo ponías sencillo, el juego empezó así, no querías llegar a acuerdos, ¿por qué? Me exigías dinero para dejarme ver al niño, no sólo era para los gastos de él, incluían tus gastos, otra parte del negocio, era justo lo que tanto temías, entre tus peticiones para «terminar todo rápido» era que me quedara siempre sola, si no era contigo no era con nadie más (¿recuerdas que casi me matas en el coche, gritando eso justamente?)

Te encargaste de lavarle la cabeza al niño diciéndole que si yo tenía una pareja, nunca más lo iba a volver a querer como antes. Siempre leí y escuche en las noticias, cómo las madres les lavan la cabeza a sus hijos cuando ocurre un divorcio y ahora lo vivía en carne propia. Mi batalla ya no era sólo contigo, si creí que sería fácil, me equivocaba demasiado. Mis jefes, dos en particular, eran tus mejores amigos y obvio tomaron partido, empecé a tener más responsabilidad en el trabajo, pero menos remuneración y menos tiempo o permisos, ¿en qué me afectaba eso?, en que no podía viajar a ver a mi hijo como quería (tampoco podía renunciar, era mi única fuente de ingresos).

13323PM7TR0A.F00.jpg

Esto te benefició cada vez más, mucha gente me decía pelea por él y eso hacía, lo que no veían es que no podía pedir prestado para ir a verlo como yo quería, o pagaba comida, servicios y médicos o viajaba… Y el viajar implicaba, no comer en 15 días. Mi salud no estaba bien, resentí como siempre todos y cada uno de los corajes y golpes, los préstamos que pedía eran para estudios y deudas, ¿las recuerdas? Aún no puedo terminar de pagar las llantas y el seguro de «tu» coche, los lentes y cosas del colegio del niño. Eso es lo de menos realmente. ¿Sabes que no logro entender? porque siempre terminas regresando a buscarme y rogarme, estás mejor lejos, eso lo sabes; pero sigues regresando de «sorpresa» como le llamas, a rogar de nuevo, el detalle es que pese a tus chantajes ya no voy a volver, no quiero ser una estadística mas, no quiero ser alguien que aparezca muerta a golpes por su pareja, me costó entender que quizá tu puedas poner en contra al niño hacerlo que me exija estar sola de por vida.

Cuentas Netflix

Pero si algo es cierto y que hoy en día escucho cada vez más es: «Él va a crecer, entonces ya no podrás lavarle la cabeza, él se dará cuenta y te exigirá cuentas, igual a mí, sólo entonces sé que vas a pagar y entender lo que yo vivo estando sin él».

Mi vida apenas estaba tomando camino, no quiero que se detenga, como muchas mujeres, sé que el camino no es fácil, mucho menos sencillo, pero si de algo les sirve esta historia, es para que entiendan, que amor no dejes que te humillen, que te sobajen, que te hagan sentir débil; somos fuertes, tanto que podemos traer un hijo al mundo sin anestesia y al momento siguiente estar de pie, porque esa es nuestra naturaleza; estar siempre de pie, mi historia les llegará a muchas, otras tantas dirán cómo pueden vivir eso, ¿que no se quieren?. Pero no es que no te quieras, es que aprendes a doblarte, por tu seguridad o la de tus hijos, la mujer sólo es débil y más fuerte a su vez cuando tiene por quién ver.

tumblr_n33356Gkkt1s07x2wo1_1280

Si eres de las que vive algo similar a lo que aquí te cuento, deja te digo que el camino no será sencillo; pero estar al lado de un golpeador y chantajista no te traerá nada nuevo, no des más oportunidades por verlo arrepentido con flores en la mano después de una golpiza. Porque aprende algo, eres una estadística más en los diarios y noticias. ¡No seas una más! emprende el vuelo, no es sencillo y al principio tiene un sabor muy amargo, pero cuando te reencuentras después de  estar perdida tanto tiempo, es lo mejor que te puede pasar, no sólo por ti, si no por los tuyos.

Mi batalla aún sigue, ya no peleo sola y eso me da fuerzas y ánimos para continuar adelante…

Cuentas Netflix


Publicado por

porque todo pasa por algo y a veces es bueno escribirlo para dejar ir aquello que duele.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir ↑