Mientras saboreo este pequeño sorbo de este delicioso café, recito ..." /> Una tarde y una taza de café recordándote… – El Perla Negra

Síguenos en Facebook:


Historias

Publicado en octubre 4th, 2015 | by José Córdova

1

Una tarde y una taza de café recordándote…

Compartir...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Email this to someone

Mientras saboreo este pequeño sorbo de este delicioso café, recito las palabras “te extraño”. No sé la razón por la cual te extraño, tal vez no te extrañe, a lo mejor extraño lo que yo solía ser cuando estaba contigo, a esa persona enamorada que todo lo daba, eso extraño ser.

¡Ah!, ¡qué delicioso sabe!, continuo escribiendo estas palabras; es tiempo de enderezar mi camino, tratando de encontrar soluciones, tratando de poder superar aquellas falsas ilusiones, tratando de superar tu fantasma. Voy acompañado de soledad tomado de la mano de decepción.

Me serviré otra taza de café para sentirme acompañado en este melancólico atardecer. Escribí más de 15 poemas y sin embargo nada ha cambiado aquí, al parecer todo sigue igual en mí. No sé qué pasa aquí cuando trato de escribir, toda lágrima brota como lluvia del cielo al piso cae.

¿De qué me sirven las tardes libres si tú ya no existes en ellas?, eres mi secreto aunque en el ayer haya platicado de ti ya no lo haré, preferiré quedarme mudo, dejaré que ese secreto sea ajeno a todo oído y solo hablaré de ti en mi mente.

tumblr_ln0bn3yzTk1qk99s4o1_500

Y aunque tus ojos cafés vean a alguien más, desearía ser ese alguien, mas no sé qué harías con cada carta que yo te obsequié, que de igual manera pintadas de café fueron hechas, fueron tan mías, creadas con ingenio en donde te entregaba el corazón, donde en cada beso te entregaba yo todo mi calor y que ahora me siento frívolo y vacío; vacío el que tú dejaste en mí.

Eres una extraña más frente a mí, en mi mente mi amor prohibido. Me siento un fantasma frente a ti, no notas mi presencia, paso desapercibido, como si nunca hubiera pasado algo entre nosotros. La vida es pasajera, cada supuesta solución es un error más que tengo que apuntar en mi memoria.

Me quedé parado en aquel rincón sin esperanza alguna, sin ilusiones, con los sentimientos rotos. Todo acabó, no puedo reclamar nada, era mi debilidad el perderte, tétricamente me ilusioné y aunque trato de darle vida a mi vida, mi deseo es no volver a cometer los mismos errores, aunque tú seas ese error.

tumblr_livwhj8ENu1qchyw6o1_500_large

Enterraré este amor antes de que se convierta en un monstruo y trate de salir a buscarte; no quiero arruinar la poca felicidad que he recuperado con el paso de los días. Mi misterio no pudo contra ti, te dejé entrar y tomaste cada gota de amor de mí.

Con esta reflexión me despido:

El amor es como el café… Si no lo endulzas lo necesario, un sabor amargo te dejará.

 


Compartir...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Email this to someone

Publicado por

José Córdova



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir ↑
  • Síguenos en Facebook

  • Publicidad