Pasamos de una plática amena a la guerra, pasamos del romanticismo ..." /> Y yo que sigo pensando primero en ti – El Perla Negra

Síguenos en Facebook:


Vida

Publicado en abril 30th, 2015 | by Brenda Cruz

1

Y yo que sigo pensando primero en ti

Pasamos de una plática amena a la guerra, pasamos del romanticismo a los reclamos en un dos por tres, a reprocharnos quién ha hecho más y a recalcar quién ha hecho menos en la relación. Y obvio, según tú, esa última siempre soy yo.

¿Cómo puedes amar a una persona y lastimarla con las palabras? Pero sobre todo….. ¿Cómo soy capaz de soportar tanto dolor en nombre del amor?

Me has dado los momentos más felices de mi vida, pero también los más tristes. Me he vuelto depresiva, melancólica, la sonrisa que me provocabas se ha vuelto cada vez más ausente.

ti3

Éstas últimas noches y parte de las madrugadas  me he descubierto sola en la sala de mi casa, en medio del silencio, llorando, llorando y recordando cada una de tus crueles palabras. Si alguien me descubre y me pregunta ¿Qué hago ahí? Simplemente respondo: “Es que no tengo sueño”. Y sí, en efecto, no lo tengo. Y es que me has robado la calma, la tranquilidad, esa paz que me hacías sentir cuando eras incondicional, cuando en verdad lograba sentir tu amor, cuando eras cariñoso, amoroso y siempre tenías una palabra de aliento para mí. Ahora todo es incertidumbre, confusión y me siento cada vez más pequeña ante ti.

Poco a poco he perdido los sueños, las ilusiones, todos esos planes que teníamos a futuro se me están yendo como agua entre los dedos. Los veo irse delante de mí sin poder detenerlos, pero está bien, ya que una parte de mí no quiere hacerlo.

ti

Nunca has tenido confianza en mí, nunca has creído todo lo que he dicho o hecho. Y obvio, la culpa de eso también la he tenido yo. Porque mis errores los exageraste, porque tú también cometiste los mismos, pero a mí nunca me los perdonaste. Y mientras, vivo desgastándome intentando enmendar mis fallas, demostrándote día a día con detalles que te amo y que mi vida es sólo para ti, aunque bien sé que eso jamás será suficiente.

Sabías desde el principio que la vida ha sido dura conmigo en cuestiones del amor y aún así no te has tocado el corazón para lastimarme, para enmarcar mis defectos, para ver siempre lo que hago mal, pero nunca darte cuenta de mis virtudes y de todo lo que he dado por ti. Mis ganas de volver a intentar enamorarme algún día las estás extinguiendo.

ti1

Y a pesar de todo no encuentro valor para tomar esa difícil decisión. Sé que alejarme de ti es lo mejor, pero esa idea me aterra con el simple hecho de pensarla. Y es que…. ¿Cómo se lo haces entender al corazón? Aunque tú mente diga mil veces “ya no”, él siempre intentará convencerte con “una vez más”.

Y sí, quizás lo haga algún día, pero no por mí, sino por ti, porque mereces a alguien que cumpla y cubra tus expectativas, esa que te haga feliz, alguien en quien puedas confiar ciegamente y sea digna de ti. Y viendo que eso conmigo no lo tienes, algún día he de soltarte. Según tú yo tengo mil defectos, y creo que el mayor defecto es que a pesar de que me haces sufrir, siempre estoy pensando primero en ti antes que en mí.


Publicado por

Comunicóloga de profesión y por pasión. Amante de la lectura, la cual te lleva a conocer otros mundos, y la escritura, que te hace crear el tuyo. Me encanta la música,pues soy de la idea de que la vida es como una canción,en tonos altos y bajos,a veces movida y a veces lenta, depende lo que quieras bailar. Protectora de los animales,quienes son compañeros en este viaje,y como tal,debemos respetarlos y ayudarlos. Soñadora,pero a veces demasiado realista; amorosa pero en ocasiones huraña; tierna,pero con carácter. Así soy,un collage de sentimientos y emociones contenidos en una sola persona.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir ↑