Síguenos en Facebook:


Curiosidades

Publicado en junio 18th, 2018 | by capitan

Mujeres lloronas tienen una fortaleza mental mayor: Según estudio

Desde que éramos pequeñas se nos dijo a la mayoría de nosotras que el hecho de llorar es sinónimo de debilidad de carácter. Erróneamente también a muchas y muchos se nos educó creyendo que el llanto es exclusivo del género femenino. Incluso hoy en día, en pleno siglo XXI y con los grandes avances en cultura de equidad, respeto y tolerancia, siguen habiendo demasiadas personas que educan a sus hijos con este tipo de ideas que resultan ya en extremo retrógradas.

Por fortuna también está el sector que siempre vela por conocer más a detalle el comportamiento de la psique humana. En este artículo centraremos nuestra atención en una idea explicada recientemente que afirma que aquellas mujeres que lloramos más a menudo somos capaces de desarrollar una fortaleza mental mucho mayor a la del resto de nuestras congéneres que prefieren guardarse sus lágrimas por diversos motivos, la mayoría de ellos tiene que ver precisamente con esa educación tradicionalista tan arraigada.

Estudios recientes en torno a la expresión de los sentimientos de las féminas han demostrado que nuestra serenidad y fortaleza mental depende precisamente en el modo en el que nos liberamos, mediante el llanto, de todo aquello que nos aqueja.

De acuerdo con los expertos, dejar salir esas lágrimas en los momentos de vulnerabilidad nos hacen sentirnos mucho más identificadas con nuestros orígenes humanos. De hecho es también una manera de conocernos a nosotras mismas.

El llanto trae enormes beneficios a nuestra salud, pues funciona a modo de válvula de escape. Gracias a él liberamos gran parte del estrés que nos aqueja por una u otra razón.

Además, mediante las lágrimas también nos deshacemos de la ansiedad y la frustración, que sin duda son sentimientos que nos limitan y en muchas ocasiones incluso nos impiden continuar con nuestra vida normal. Es como una forma de drenar toda la vibra negativa que se encuentra depositada en nuestra psique.

Los psicólogos a menudo comparan el hecho de guardarse los malos sentimientos y aguantarse el llanto con la acción de ingerir veneno.

Esa negatividad que tragamos se va acumulando en nuestro organismo y, a la larga, nuestro cuerpo va a intentar deshacerse de ella manifestándose en enfermedades diversas. Recuerda que todo padecimiento es una urgente llamada de nuestro cuerpo que nos pide a gritos que nos encarguemos de toda esa ansiedad, tristeza, angustia o frustración que nos aqueja.

Cuando lloramos, nuestro cerebro libera endorfinas, las cuales también son conocidas como “las hormonas de la felicidad”. Estas sustancias actúan a modo de tranquilizante.

De hecho, es muy normal que después de liberar nuestro llanto tengamos un sabor amargo en nuestra boca, lo que incluso puede llegar a causar mal aliento. Esto se debe precisamente a la cantidad de químicos naturales liberados, y que generalmente son dañinos si no los dejamos salir.

Cuando lloramos, muy a menudo nos sentimos abatidas, como si hubiéramos pasado varias horas en el gimnasio. Esto es precisamente porque ponemos demasiado esfuerzo en tratar de retener esos sentimientos desagradables. Finalmente, cuando nos decidimos a deshacernos de ellos, nuestro organismo se libera de la tensión y, tras hacerlo, nos genera un sentimiento de abatimiento y cansancio extremos.

Una vez que has leído todos los beneficios que trae consigo el llanto, estamos seguras de que la próxima vez que trates de guardarte tus lágrimas lo pensarás más de una vez. Llorar no tiene nada de malo en absoluto, al contrario, nuestro cerebro es tan maravilloso que siempre encuentra las mejores maneras de mantener nuestro organismo funcionando en óptimas condiciones. Así que ya lo sabes, si necesitas llorar, ¡libérate!



Publicado por



Subir ↑
  • Síguenos en Facebook

  • Publicidad